Avisar de contenido inadecuado

Di "no" a la soberbia ! di "si" (fuerte) a la humildad

{
}

 
CREO QUE FUI SOBERBIO, OLVIDE SER HUMILDE, OLVIDE QUIEN SOY Y PORQUE ESTOY AQUI.

El secreto de la sabiduría, del poder y del conocimiento es la humildad" Ernest Hemingway

Hace poco, en el mes de Agosto, el Papa Benedicto XVI llamaba a tener mucho cuidado con un gran vicio, "la soberbia", la cual , según sus palabras , "destruye todas las virtudes en su conjunto" y afecta "no sólo a los mediocres y débiles, sino principalmente a quienes se han colocado en lo alto con el uso de su fuerza".

El ser humano, en general, aspira a la grandeza, a alcanzar un ideal y para lograrlo tiene dos caminos: el de la soberbia o el de la humildad, que , como sabemos , es el camino que Cristo siguió, así como los santos.

El problema de la soberbia, a diferencia de otros vicios, es que se disfraza tan bien, según la persona que la padezca, que cuesta , a veces, reconocerla

Así tenemos, por ejemplo, la "soberbia intelectual" ; la soberbia teñida de "relativismo", donde el ser humano prefiere cambiar de valores que ajustar su conducta a la recta moral: piensan como viven y no viven como piensan. O aquella soberbia que sólo busca revanchismo o venganza, por despecho, porque las cosas no salieron como él/ella quería, caprichosa y arbitrariamente. Hay que tener cuidado con este tipo de disfraz , ya que usará como argumento la justicia, mas se esconde en ella un desenfado, una ira, que lo lleva a actuar en contra, incluso, de sus propios valores.

Quiero vivir y morir en el ejército de los humildes, uniendo mis oraciones a las suyas, con la santa libertad del obediente" Miguel de Unamuno

En otras ocasiones, la soberbia se disfraza de "verdad", avasallando al resto de las personas que no piensan como él/ella; juzgan, su palabra es , para ellos, la verdad última, sin el rigor de la humildad, cegados por el orgullo. No sirven a la verdad sino que "se" sirven de ella. Efecto vanidad, con el fin de llevar la contra, sin reflexión y meditación, sin otra idea que estar por encima de los demás. "Ser dioses"

Otras veces esta soberbia, y es de aquella que realmente me causa gran pesar, se disfraza de servicio o "pseudocaridad". Y digo "pseudo" porque ese servicio a la comunidad, al prójimo, en la persona soberbia , no consiste en "ser" para los demás, sino sólo en "hacer" . En suma, no hay servicio sino sólo un afán de reconocimiento y alabanza hacia la persona, pero no comprende que en la caridad la esencia radica en la humildad de "ser".

Por fin, la soberbia también suele disfrazarse de "generosidad", donde la mal llamada caridad es a vox populi, para pleno conocimiento de los demás. Es una muy buena manera de humillar al que recibe la ayuda, la que en estricto rigor debería ser silenciosa y humilde; lo mismo respecto de quien , en virtud de la soberbia disfrazada de dignidad, se siente ofendido por celos infundados. Ejemplos hay muchos, basta con estos pocos disfraces.


Amar es lo contrario de utilizar. La peor prisión es un corazón cerrado." SS Juan Pablo II

En resumen la soberbia no es otra cosa más que egocentrismo y se oculta tras muchas formas, muchas caretas, incluso fingiendo hacer críticas constructivas cuando no lo son, pero cuesta detectarla, es muy cierto. En la medida en que no somos capaces de detectar este vicio en propia persona, va creciendo, al punto que ya no nos damos cuenta que nuestros actos adolecen en plenitud de ella, tornándose una conducta obsesiva y enfermiza, con gestos , ademanes, engreídos, suficientes, prepotentes.

La soberbia lastima , hiere, a los demás, pero por sobre todas las cosas, causa profunda pena en el corazón amoroso del Padre ¿cómo un Padre de amor infinito y perfecto va a querer que un hijito Suyo pretenda ser como "dioses"?

San Agustín decía: "Conócete, acéptate, supérate" Al conocernos, sin caretas y mostrarnos frente a los demás tal como somos, estamos dando signos de probidad, de autenticidad y confianza El aceptarse no significa "resignarse", pues esto último implica "Soy así y no puedo cambiar" Ese es un gran acto de soberbia! Pensar que, en virtud de factores externos, internos, de la edad, ¡del qué dirán! etc, no podemos cambiar...En realidad es que no queremos hacerlo.

"Estas personas que así hablan, en lo profundo de su ser se han resignado a ser como son. No se han aceptado. Porque aceptarse es reconocer lo que uno es y estar dispuesto a cambiar, a transformarse, a ser otro, a convertirse en un mejor católico"

En realidad, todas las cosas, todos los acontecimientos, para quien sabe leerlos con profundidad, encierran un mensaje que, en definitiva, remite a Dios." SS Juan Pablo II

Una vez que aceptamos lo que somos viene el trabajo de superación, el esfuerzo permanente por ser mejores, que no es otra cosa sino el camino de santidad, lento pero muy seguro camino

Y el verdadero camino es el de la humildad, tal como el que siguió Cristo. No nos confundamos, la humildad no consiste en no reconocer las cualidades, los dones , talentos y virtudes que el Padre nos ha dado, ya que de hacerlo nunca potenciaremos estos regalitos y seremos unos ingratos con los bienes espirituales que Dios nos ha dado. Tampoco la humildad consiste en decir que tenemos "tantos defectos!" sino en conocernos absolutamente y repudiar la maldad que yace en cada uno. Tampoco es humilde aquel que oculta lo que puede hacer ( es una grave falta de caridad ) y lo mismo respecto de lo que sabe y lo deja para si.


Dios se deja conquistar por el humilde e rechaza la arrogancia del orgulloso" SS Juan Pablo II

La humildad real es aquella revestida en un alma de paz y esta paz será auténtica en tanto no se manifieste la impaciencia, irritabilidad, dependencia de placeres y gustos, resentimientos, "Todos estos ecos de la falsa paz difícilmente pasan desapercibidos a un corazón que quiera ser sincero ante sí mismo y ante Dios. Lo cual es una gran bendición" nos dice el padre Nelson Medina OP , en " De la dificultad de descubrir la verdadera humildad"

"Santo Tomás estudia la humildad en la 2-2, 161, y dice: "La humildad significa cierto laudable rebajamiento de sí mismo, por convencimiento interior". La humildad es una virtud derivada de la templanza por la que el hombre tiene facilidad para moderar el apetito desordenado de la propia excelencia, porque recibe luces para entender su pequeñez y su miseria, principalmente con relación a Dios. Por eso para santa Teresa "la humildad es andar en verdad; que lo es muy grande no tener cosa buena de nosotros, sino la miseria y ser nada; y quien esto no entiende anda en mentira".( Jesús Martí Ballester "La Virtud de la Humildad" )

La humildad es el fundamento de la vida cristiana y es la virtud que nos dará frutos en el Padre "Hazte pequeño en las grandezas humanas y alcanzarás el favor de Dios, que revela sus secretos a los humildes" Eclesiástico 3, 17.

Me gustaría hablar mucho más acerca de la humildad, pero quedará, si Dios lo permite, para otro texto.

Sólo una cita:

"Es por este motivo que da gran alegría ver gente con dones intelectuales y buena educación, que también tiene un corazón sencillo, y cree en las cosas de Dios sin preguntarse. Esos hermanos han pasado una prueba importante, han llegado a rozar la verdadera sabiduría, la de hacerse pequeños y aceptar la Omnipotencia Divina sin preguntar ni por qué, ni cómo, ni cuando, ni donde. Sólo aceptar, orar, adorar al Señor, y disfrutar de los pequeños detalles que El nos permite ver, de Su maravilloso Reino."


La vocación del cristiano es la santidad, en todo momento de la vida. En la primavera de la juventud, en la plenitud del verano de la edad madura, y después también en el otoño y en el invierno de la vejez, y por último, en la hora de la muerte." SS Juan Pablo II


Apoyos:

P. Jesús Martí Ballester " El que se ensalza será humillado y el que se humilla será ensalzado"

Germán Sánchez Griese " ¿Cómo hacer un programa de vida?"

Germán Sánchez Griese "¿Cómo cambiar tu defecto dominante?"

Alfonso Aguiló " ¿ Soberbia, yo?" Revista "Hacer Familia", XI.01

Nelson Medina OP "De la dificultad de descubrir la verdadera humildad"

{
}
{
}

Deja tu comentario Di "no" a la soberbia ! di "si" (fuerte) a la humildad

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.